Las bondades y beneficios del buen humor

Actualmente cuando las personas poseen padecimientos relacionados con trastornos psíquicos tales como el estrés, la presión o la ansiedad, se les son recetados una gran cantidad de fármacos y compuestos químicos costosos y que pueden causar daño hepático para disminuir los niveles de estrés, no obstante, existe una forma mucho más sencilla, saludable y económica de mejorar la salud mental sin necesidad de recurrir a medicamentos; dicha forma es sin lugar a dudas el buen humor, los jocosos chistes y la autoestima saludable.

El buen humor y la mentalidad positiva son dos elementos que se solapan entre sí, puesto que el comediante y las personas que constantemente intentan realizar un divertido comentario deben poseer un pensamiento positivo en cualquier momento para poder encontrar el momento o la situación ideal para poder desenvolver su comedia. Está científicamente comprobado que cuando las personas afrontan al mundo con una mentalidad positiva y con mucha fe tiene una mayor probabilidad de que sucedan cosas buenas en sus vidas, así mismo, cuando se presentan adversidades en la vida de los individuos con un excelente sentido del humor estas personas tienden a tolerar de mejor manera estos infortunios puesto que incluso pueden realizar chistes y bromas con tales desdichas.

Para los amantes y seguidores de los datos científicos y empíricos, es preciso mencionar que múltiples estudios fisicoquímicos realizados en humanos con un excelente sentido del humor y de la comedia han comprobado que, al momento de reír y sonreír, el cerebro humano responde a tales estímulos con la liberación de abundantes cantidades de endorfinas las cuales además de ser unos mediadores del dolor, también producen placer y confort en el individuo. Corroborando lo anteriormente descrito, el señor Mateo quien labora en Cerrajeros de gran indole indico que en una oportunidad mientras realizaba las labores de su profesión un destornillador se cayó e impacto en uno de los dedos de sus manos lo cual le produjo un intenso dolor en dicha zona, sin embargo, un compañero cerrajero que se encontraba en las proximidades del lugar se percató de lo sucedido y realizo un inocente chiste sobre la situación, lo cual le produjo muchas risas al señor Mateo quien en cuestión de minutos olvido dicho dolor producido por el pequeño accidente suscitado.

Continuando con los datos positivistas y experimentales que relacionan la comedia y el buen sentido del humor con un correcto estado de salud, se puede mencionar que estudios indican que el buen humor aumenta, mejora y desarrolla el sistema inmunológico del cuerpo, el cual está encargado de la protección del organismo ante cualquier tipo de amenaza, lo que significa que ante una infección de un microorganismo un individuo chistoso y comediante responde mejor ante este tipo de amenaza en comparación con una personas negativa y de baja autoestima. En este sentido, vale la pena mencionar la situación que vivió el fontanero José de Fontaneros, quien no pudo asistir a su trabajo un día por presentar un cuadro febril que posiblemente se trataba de una infección vírica de bajo grado, sin embargo, el fontanero en la televisión disfruto de un excelente Stand Up que transmitían y de inmediato recupero sus fuerzas y pudo asistir oportunamente a cumplir con su jornada laboral.