Cambio de humor y el trastorno bipolar

Muchas veces nuestro ánimo al levantarnos es un poco irritante o con una antipatía ante los demás. El ser humano generalmente muestra cambio de humor en diferentes circunstancias en su vida cotidiana. Hoy en día la vida va en cambios acelerado en diferentes ámbitos, y es donde hombres, mujeres, abuelos y niños pasan por causas conscientes o no conscientes; donde son alteraciones que en oportunidades conducen a oscilaciones anormales del humor, lo que puede llegar a un trastorno bipolar.

Estas oscilaciones del humor fuera de lo normal o sin fundamento aparente, alteran en el ser humano su capacidad de funcionamiento en su vida laboral, en las relaciones interpersonales y su vida académica. Son vaivenes en su conducta que pueden ser de euforias; donde manifiesta un optimismo, marcado por una excesiva alegría o un exceso de carcajadas, lo que los especialistas denominan (fase de “manía”). Martha Rivas, una empleada de la empresa Fontaneros  expresa, que estos vaivenes en los individuos van también hacia el polo de la tristeza llamada fase depresiva; donde la nostalgia se apodera de la persona, deprimiéndose sin ganas de hacer nada. En esta fase se experimenta sensaciones de desesperación, ansiedad o culpa sin causa; lo que conlleva a un individuo o no dormir ni comer o muchas veces es lo contrario, duerme mucho y come con mucha ansiedad.

El empresario de la empresa Pintores  manifiesta, que es frecuente observar empleado que cambian su humor en la ocupación de su tarea diaria, y muchas veces pienso que es una debilidad personal o falta de voluntad. Pero los especialistas dicen que es una enfermedad que se debe a cambios neuroquímicos cerebrales, generalmente el trastorno bipolar es presentado en adultos y adultos mayores. Durante la etapa maniaca de la bipolaridad, hace que una persona no se mantiene tranquila, tiene un humor expansivo y habla un tema a otro y no termina las ideas, sin coherencia en su accionar, lo que hace pensar que no es un individuo normal.

En ocasiones se presenta en las personas una etapa que es mixta; la fase maniática y la fase depresiva, manifiesta el empresario de Pintores  que es una etapa muy difícil de entender, porque el afectado actúa irritable, pero argumentativo, da explicaciones a todo lo que hace y luego pasa a desesperado y triste. Tiene a ver la vida con un pesimismo y manifiesta que le falta mucho por hacer y se lamenta por no haberlo hecho.

Este padecimiento no es un defecto de carácter o por problemas familiares o sociales, según especialistas psiquiátricos comentan que es orden genético. El trastorno bipolar es una enfermedad que se basa en una condición psiquiátrica de larga duración; es posible mantener estable a un paciente, mediante medicación adecuada y con hábitos de vida llevado con una disciplina dependiendo según su diagnóstico clínico. Los pacientes con un diagnóstico de trastorno bipolar deben tener la disposición de aceptar la condición; esto hará que el tratamiento de los especialistas en ellos tenga mejor resultados.