Con amigos así…

calabazaTodos tenemos un amigo chistoso, graciosete o graciosillo. Tal vez hayamos sufrido alguna bromita de más o menos mal gusto. Y, en el peor de los casos, quizá hayamos sido víctimas de un acto de difícil calificación…bueno sí, se puede calificar, pero no es políticamente correcto decir la palabra que en ese momento cruza por la mente.

Si has sido víctima de una bromita de estas puedes consolarte, seguro que los protagonistas de las que vamos a ver lo pasaron bastante peor que tú. Claro, que en algunos casos hay que reconocer que al menos el gracioso de turno se esforzó. Sobre todo hay que tener cuidado y no dormirse…o emborracharse. La resaca tal vez sea brutal, pero despertarse de esta manera no ayuda precisamente.  Claro, que los desordenados o poco aseados también pueden tener su castigo…divertido depende de para quien.

castigoEn fin, que no hay que despistarse, si tienes algún amigo, familiar o compañero gracioso más te vale ir con mil ojos…cualquier despiste puede ser fatal.