¿Cuál eras tú?

0

En todo tipo de colegios existen 3 tipos de alumnos, está el gordito, que se le recordaba que estaba gordo con motes tan sutiles como zampabollos, piraña, bomba, barrilete, tonel, Bigmac, apártate que me quitas el sol, o directamente un día le decías gordo porque ya no querías ni inventar mote. Bueno pues como todos los niños gorditos del colegio llegaban a casa diciendole a su madre: Mamá en el colegio me llaman gordo. A lo que la madre le contesta: Tú no eres gordo hijo, tú lo que pasa es que eres de huesos anchos.

También estaba el típico empollón, que todo lo sabía,y cuando digo todo me refiero hasta la edad en la que murió la prima hermana por parte de padre del cuñado de la suegra de Felipe III , aquel que levanta la mano hasta para pedir salir al recreo, que decía que el examen le había salido mal y luego sacaba nueves…etc.

Luego estaba el gafotas, o también llamado cuatro ojos, gafudo, harry potter…

Pero no sólo existen alumnos típicos, las maestras también son muy típicas, y sobre todo algunas de las frases que sólo las dicen las maestras , que en realidad es una asignatura oculta de 6 créditos que tienen que aprobar para que les den la carrera de magisterio pero nadie lo sabe, pues bien está la famosa frase que sueltan cuando ven a dos alumnos hablar demasiado y excesivamente entre ellos “venga contar el chiste que nos riamos todos´´ frase super magistral que produce que automaticamente toda la clase permanezca en silencio durante los 10 próximos minutos.
Otra fase mítica era cuando alguien hacia alguna trastada y la maestra soltaba “ De aquí no nos movemos en toda la tarde hasta que no sepa quien ha sido´´ frase que de pequeño te la tragabas porque no sabías que las maestras eran funcionarias y en efecto a las 13:55 volvía a decir la maestra “Bueno vámonos pero que no se vuelva a repetir´´.